Trayectoria

La Escuela de los Caballos

Nuestra historia

Compartiendo los comienzos...

Trayectoria

Mis comienzos estan marcados por los apaciguos ojos de mi yegua Paloma ... grandes, tranquilos , llenos de cariño... tenía tres años y no me apartaba de ella (mi mamá caballo) pasaba horas debajo de su panza y cuándo pude trepar por su paleta , agarrada de sus crines blancas merengue ya no me bajaba en todo el día y sentía su calor y protección.
Así fué cómo aprendí el lenguaje caballo, lo que expresan en silencios llenos de lenguaje, el reflejo de tu escencia en su espejo.
El latir de su corazón, la vibración de cada una de sus células, conección completa con todo el universo que te rodea . Paloma me enseñó sus códigos, sus fortalezas, sus instintos ligados a la naturaleza y sobrevivencia. Crecí entre ellos y comprendí que había otra manera del SER CABALLO.

IMG-OUR
IMG-OUR

En mi adolescencia comencé a tomar cursos con extranjeros sobre doma racional, luego doma natural, también realicé cursos para entrenar caballos de carrera, y luego de neurociencia, llegando finalmente a juntar mis pasiones de complicidad con ellos para ayudar a las personas de la misma manera que ellos hicieron en la ruta de mi vida.
Siempre volviendo a constatar las primeras enseñanzas que recibí, las emociones que se reflejan en los caballos talcual nuestro propio espejo nos encontramos a nosotros mismos: Sanamos, nos fortalecemos, crecemos y vibramos en frecuencias diferentes, pero ellos nos muestran ese camino.
Los caballos son simples, transparentes y directos, no sienten pena de si mismos y entregan todo por su propia manada.

María Noel Angenscheidt

Es fácil hablar con un caballo si entiendes su lenguaje

Video